<
>

Videoarbitraje y un cuarto juez en el futuro del boxeo

play
Videoarbitraje y un cuarto juez para boxeo profesional (2:43)

El árbitro internacional y directivo de la AMB, Luis Pabón Rivas, habla con ESPN Digital sobre la inclusión de la tecnología y la presencia de un cuarto juez, buscando una solución a los fallos controversiales en el boxeo. (2:43)

La tecnología como auxilio del control arbitral ya llegó a varias disciplinas deportivas y parece inevitable que muy pronto también lo haga al boxeo profesional. Durante el 2014, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ya había anunciado un acuerdo con la AMB y la FIB para implementar la repetición instantánea como un auxilio ante situaciones polémicas o controversiales en peleas profesionales. Más allá de que en los últimos años se ha recurrido con éxito a ese recurso, ha sido de forma esporádica y este procedimiento no ha podido ser oficializado. La necesidad de articular un acuerdo con presencia de muchos actores involucrados, parece ser la barrera que obstaculiza su implementación.

Sin embargo, hay un precedente cercano que podría tener influencia decisiva para que muy pronto el boxeo someta sus reglamentos a un cambio radical en la forma en que se dirimen las controversias arbitrales. Ese cambio, estaría asociado a lo que en esa dirección ha logrado la UFC, a partir de la polémica generada por una decisión arbitral en la pelea co-estelar del UFC 210, realizado en Nueva York, entre Gegard Mousasi y Chris Weidman, a lo que se sumó otra polémica similar en la batalla entre Eddie Álvarez y Dustin Poirier, en el peso ligero, en el UFC 211. Ante la ola de reclamos, la Comisión Atlética del Estado de Nueva York implementó oficialmente la repetición instantánea en las peleas de MMA.

No hay dudas de que el pugilismo se puede beneficiar de esa situación, especialmente si hay organismos como el Consejo Mundial de Boxeo que de manera persistente han venido empujando esa solución para todas las polémicas que padece el boxeo por errores arbitrales o fallos controversiales. Pero, ¿qué ocurre con la AMB? A nivel de la Asociación Mundial de Boxeo, el tema ha sido abordado en los seminarios y reuniones de su cuerpo de oficiales del ring. Pero no parece fácil encontrar el camino hacia la repetición instantánea.

Luis Pabón Ribas, árbitro y uno de los principales directivos de esa área en el organismo, es un férreo defensor del uso de la tecnología. "Ese tema es recurrente en nuestros seminarios y yo imploro por contar con el auxilio de la repetición instantánea", afirmó. "Me encantaría contar con el 'instant replay' como se hace en el béisbol o en el tenis; hay jugadas que pueden cambiar un juego las cuales es posible percibirlas gracias a la repetición".

Pero las dificultades, desde la perspectiva de Pabón, parece que pasan por las faltas de consensos. "Infelizmente, todavía hay gente que no asimila estos cambios", sostuvo y sumó a ello otras dificultades. "No todas las peleas son con televisión, no hay una sola liga que unifique todo, cada organismo se maneja con sus reglas y todo eso lo hace un poco más difícil", reconoció.

A Pabón le recordamos que en peleas de alto impacto, hay antecedentes de peleas decididas por causa de golpes bajos o ilegales que en algunos casos el árbitro pasó por alto o no se percató del golpe prohibido.

"La tecnología, para esos casos, es absolutamente necesaria, porque a lo mejor yo no cuento una caída que es un 10-8 y por esa caída alguien puede perder o ganar injustamente", aceptó, considerando que recurrir a la repetición instantánea sería una firma directa de "limpiar el boxeo".

Por otra parte, al consultarlo sobre la posibilidad de crear una tercera vía para juzgar las peleas y darle mayor protagonismo al uso del "no contest" en peleas de final polémico, Pabón también reconoció la necesidad trabajar para resolver ese otro problema grave.

"La AMB, de forma experimental, está poniendo un cuarto juez, lo ha hecho en varias peleas y ese juez, si hay un empate, tiene la facultad de decidir", informó, pero también aclaró que ese experimento está enfrentando problemas. "El inconveniente ahora es quién le paga el boleto a ese juez, ya que al resto de los oficiales son los promotores los encargados de pagar sus honorarios y viáticos. Ellos, muchas veces no están de acuerdo de cubrir ese otro gasto, no obstante se está experimentando de esa forma buscando resolver el problema".

LOS NUEVOS ARBITROS, LOS JUECES Y LAS REDES SOCIALES

Luis Pabón también se refirió a un tema puntual en el manejo que cada árbitro le da a su vida profesional en las redes sociales. El directivo de la AMB aceptó que es un tema problemático.

"Nos preocupa y mucho esa situación", afirmó. "Lo he tratado a nivel de los seminarios y he realizado muchos pedidos a los jueces en ese sentido, tratando de crear consciencia al respecto e incluso recomendando que los mismos no trabajen. Hay comportamientos que se convierten en un puro "faranduleo", con sus fotos, sus mensajes y posteos que le restan seriedad a la imagen que debe transmitir un juez de boxeo y que definitivamente le están faltando el respeto al deporte y al boxeador" denunció. Para Pabón, los jueces deberían evitar utilizar las redes sociales mientras se encuentren trabajando en una pelea importante.

Finalmente, Luis Pabón respondió a la pregunta sobre los retos que enfrenta hoy el arbitraje boxístico ante el aumento exponencial del mismo.

"Tanto nosotros, como los demás organismos, hoy tenemos grandes retos, pero el principal, sin duda, es el aumento de aspirantes a ser réferis o jueces y esto no es para todo el mundo", reconoció. "Hay que tener una responsabilidad con el boxeador, que es el motor de nuestra tarea, y esa alta exigencia nos obliga a ser muy selectivos con la capacidad intelectual y preparación de esos nuevos oficiales".

Pabón destacó que si bien el trabajo de preparación de los mismos es intenso, el exceso de jueces y árbitros complica la tarea.

"Hay tantos, que a veces no sabemos qué hacer con ellos", reconoció y agregó un detalle que justifica esa preocupación. "Las comisiones de Estados Unidos nombran a sus propios oficiales, ahora Inglaterra está haciendo lo mismo, Europa en parte los está imitando, lo que complica el trabajo a quienes buscan su oportunidad".