<
>

Miguel Berchelt obligado a ganar con autoridad al ghanés Awwuku

play
Miguel Berchelt defiende su título ante un rival poco conocido (1:56)

Bernardo Pilatti analiza lo que se puede esperar entre el "Alacrán" y el peligroso ghanés, Maxwell Awuku. (1:56)

Luego de dos rivales cancelados, el campeón mundial súper pluma del CMB, Miguel Berchelt verá acción este sábado en la Arena Oásis de Cancún. Será la segunda defensa del título que ganó en enero del pasado año, cuando noqueó a Francisco "Bandido" Vargas en 11 asaltos. Luego, obtuvo una victoria sobre el japonés Takashi Miura y cuando se preparaba para enfrentar a Orlando Salido, una lesión en la mano derecha lo dejó fuera de acción por el 2017.

Para esta batalla el rival elegido es el zurdo ghanés Maxwell Awuku, un reemplazo tardío (tomó esta pelea con diez días de antelación), tras abandonar su primer rival, Cristian Mijares y también el segundo, el filipino Carlo Magali, impedido de pelear por el organismo rector de su país debido al poco tiempo que mediaba entre su pelea anterior y la fecha de la batalla contra Berchelt.

Awuku será el tercer gran desconocido que cruza un océano para pelear por un título en esta zona del mundo. Primero fue el tailandés Tewa Kiram que enfrentó al argentino Lucas Matthysse por el cinturón vacante de la división welter en la AMB y luego le tocó turno al también ghanés Habib Ahmed que enfrentó al mexicano Gilberto "Zurdo" Ramírez por el cetro OMB de las 168 libras

Awuku viene de ganar sus últimas cuatro peleas por KO y nunca ha sido derrotado por la vía rápida, sin embargo en su palmarés no hay ninguna figura de real calidad entre sus oponentes. Las dos oportunidades en que enfrentó a oposición sólida, terminó vencido. En 2010 en el York Hall de Londres, donde Awuku fue superado por Liam Walsh y en 2015 cayó en las tarjetas frente a Daud Yordan.

Al menos en los números, el ghanés es un rival que no llega ni por asomo a la calidad del campeón mexicano, un aspecto que le condiciona totalmente. Berchelt deberá ganar y noquear. O sea, debe demostrar su condición de monarca, de favorito, de que pelea en casa y también de que está para grandes retos. No queda otra opción.

Precisamente, tras la lesión que le impidió en su momento ir contra Orlando "Siri" Salido y este a su vez ser derrotado por Miguel Román, se esperaba que Román fuera su rival. Primero por el lugar que ocupa en la clasificación del CMB y en lo más importante, los campeones deberían ir contra la mejor oposición, nunca contra rivales desconocidos y traídos de cualquier lugar del planeta. Se aguarda por ello que Berchelt cumpla con el trámite de ganar fácilmente esta pelea y luego se enfile hacia un rival que permita medir sus merecimientos.

La pregunta, sin embargo, es hasta qué punto esta pelea en Cancún será tan fácil como se presume de antemano.

¿QUE PELEA VEREMOS?

A Maxwell Awuku le gusta trabajar desde la distancia, moviéndose permanentemente para dificultar el golpeo del rival, aunque es bastante rústico y básico en sus desplazamientos. Utiliza el jab de manera asidua, lanza muchos golpes desde su distancia y trata de sorprender de contragolpe.

Miguel Berchelt es un púgil que sabe trabajar con todas las distancias, capaz de entrar a lastimar en espacios reducidos, de moverse a castigar desde los ángulos con el golpeo lateral o retroceder golpeando. Es una de las más importantes características del mexicano, adaptar su boxeo al estilo de su oponente. Ante Awuku, en teoría, no deberían existir problemas para liquidar temprano y por la vía rápida el pleito. Sin embargo, hay algunas consideraciones que siempre hay que tener en cuenta en este tipo de peleas de tan previsible resultado.

Al ghanés le cayó del cielo esta oportunidad y siempre existe aquella posibilidad de que ese detalle sea un aliciente para dejar el alma en el ring. El hambre, a veces, produce desempeños inesperados en pugilistas por los cuales nadie apuesta un centavo. Otro detalle importante es su guardia, es zurdo, un aspecto que podría tener su incidencia.
Quizás prolongar la adaptación de Berchelt a su estilo y dedicarle más asaltos a ajustar ante una guardia incómoda. A esas posibilidades, sumemos los propios problemas de Berchelt: viene de frustrarse con la caída de dos rivales y no ha tenido tiempo de trabajar pensando en este nuevo oponente. A ello se agrega alguna posible secuela en la lesión de su mano derecha y lo más importante: pelea en casa, ante su público y no los puede defraudar.

Sin duda, las expectativas pasan por esas dos tangentes, la posibilidad de ver a un campeón que está en camino de hacer historia en el boxeo y un rival desconocido que podría dar campanazo con una sorpresa, remota es verdad, pero en boxeo las sorpresas duermen agazapadas detrás de la puerta. Berchelt no debe descuidarse.

La otra expectativa será lo que ocurra después. La pelea que todos quieren contra Miguel "Mikey" Román - en caso supere el desafío que tiene este sábado en Ciudad Juárez contra Arístides Pérez -, alguna unificación contra alguno de los campeones de otros organismos y hasta - porque no - una guerra contra Orlando Salido que decidió mantenerse en el boxeo.