<
>

Hace un cuarto de siglo, JC calló al 'Macho'

play
Julio César Chávez: 'Macho' Camacho era bocón pero también un buen boxeador (3:04)

Este 12 de septiembre se cumplen 25 años de la pelea por el título superligero del CMB, entre el puertorriqueño Héctor 'Macho' Camacho y el mexicano Julio César Chávez, en el Thomas & Mack Center de Las Vegas. (3:04)

LAS VEGAS - A sólo 3.5 kilómetros de la avenida principal de Las Vegas, el Strip, se ubica el Thomas & Mack, un inmueble que guarda mucha historia y en especial para la vida y obra de la leyenda del boxeo mexicano Julio César Chávez, que hace 25 años escribió uno de los capítulos más brillantes al vencer a Héctor 'Macho' Camacho.

Un cuarto de siglo después de aquel 12 de septiembre de 1992, quizá los números y las palabras no reflejen la algarabía que había por esa noche en el ring, una de las más felices del boxeo mexicano, uno de los capítulos memorables en la rivalidad entre aztecas y boricuas.

Fue seguramente la primera vez que México se paralizó completamente por un evento deportivo que no tuviera que ver con fútbol. En Estados Unidos se generaron entre 750 y 800 mil casas en el pago por evento. Ver la pelea fue realmente todo un suceso.

Don King, quien llamaba a Chávez como el peso pesado de las 140 libras por la atracción que generaba en el medio, sabía lo mucho que significaba esta pelea en el mundo del boxeo y no desaprovechó la oportunidad de tener a los dos bajo su cobijo para montar un duelo por el que pagó tres millones de dólares, a cada uno.

Vendieron Chávez (81-0, 70 Ko's) y Camacho (40-1, 17 Ko's) 19 mil 566 boletos apenas en 36 días. Todo el mundo quería que JC le callara la boca al hoy finado excampeón. Apostaron 100 mil dólares durante la promoción y al final el mexicano se los llevó. Ambos tenían 30 años y ciertamente el momento era para el mexicano, que estaba arriba 5 a 1 en las apuestas.

"En el pasado me la pasaba en las calles, las discos y parrandeaba por dos o tres meses. Pero cuando llegaba el momento de entrenar nunca podía estar al máximo. Pero para Chávez, comencé a entrenar hace seis meses", dijo Camacho. "Si no le gano a Camacho, me van a linchar en México", respondió JC.

De acuerdo con los reportes, para esa pelea se incrementaron hasta 12 por ciento las apuestas y era un hervidero por todos lados. Reportes de Los Angeles Times y New York Post aseguran que no había una persona que pudiera encontrar habitación en Las Vegas, alguna mesa para comer y menos un boleto para la pelea.

Obviamente para entonces la leyenda de Chávez era grande y como la pelea se estaba cocinando desde hacía tres años atrás, las ganas que se tenían eran grandes. Seguramente desde los momentos de Salvador Sánchez y Wilfredo Gómez no había tanta expectativa en esta añeja rivalidad.

Y cuando sonó la campana, Chávez fue amo y señor de la pelea, para su fortuna, claro, porque en ese momento JC podía perder con cualquiera, pero no con el 'Macho' que trató de evadir la presión del mexicano pero no le alcanzó la condición ni el talento.

Tras 12 episodios, en los que no hubo las emociones que se esperaban sino más bien una exhibición de bravura de parte del 'César del Boxeo', el mexicano se llevó tarjetas de 120-107 de parte de Herry Gibbs, 119-110 de Carol Castellanos y 117-111 de Dalby Shirley.

"Camacho es un mejor peleador de lo que esperaba", dijo Chávez entonces. "No es un peleador miedoso como pensé que sería. Recibió muchos golpes y tengo que darle crédito. Peleó una buena pelea y mostró corazón", añadió.

"No pude mantenerlo afuera, su presión fue impresionante, no pude quitármelo de encima", añadió Camacho, quien años después se convirtiera en amigo de JC Chávez, quien se sorprendió mucho cuando el de Puerto Rico falleció en 2012 pasado.