<
>

Lonzo Ball hace práctica de contacto por primera vez desde la lesión

play
Alrededor de la NBA: La nueva controversia de Lavar Ball (1:19)

El polémico padre de Lonzo Ball advierte que tiene un plan para que sus tres hijos jueguen juntos en la liga. (1:19)

EL SEGUNDO, California - Lonzo Ball pasó por su primera práctica de contacto desde que se lesionó el ligamento medial colateral de su rodilla izquierda pero ha sido descartado hasta después del receso del Juego de Estrellas pues Los Angeles Lakers esperan darle a su armador novato otra semana y media para recuperarse.

Ball se ha perdido 13 partidos seguidos desde que sufrió la lesión el 13 de enero, y no jugará los próximos partidos de los Lakers en Nueva Orleans y Minnesota. Si bien aún no ha habido una determinación oficial sobre el estado de Ball para el juego de estrellas en ascenso el viernes, el entrenador Luke Walton asumió que su armador titular también estará ausente ese juego.

"No lo vamos a usar mañana", dijo Walton antes de que los Lakers volaran a Nueva Orleans. "Con juegos en días consecutivos y una semana libre después de eso, el progreso es excelente, pero no tiene sentido arriesgarlo ahora mismo".

"Hubo algún contacto (en la práctica de hoy), que es la primera vez que realmente lo ha hecho", agregó Walton. "No fue de arriba abajo, de (un tipo de contacto) una cancha completa, sino de rutinas defensivas de mitad de cancha con muchachos detrás de él. Se veía bien, pero todavía hay un poco de incomodidad".

Walton dijo que la incomodidad que sintió Ball no es un revés o algo que afecte el progreso del armador. Ball había dicho la semana pasada que estaba trabajando para poder hacer carreras rápidas y saltos.

"No, en absoluto", dijo Walton cuando se le preguntó si la incomodidad era algo que era una gran preocupación. "Él hizo hoy lo máximo desde que se lastimó, y no se salió. Hizo toda la práctica así que el progreso es bueno. No hay preocupación con eso".

Walton se mantuvo evasivo sobre cuándo Ball estará listo para volver a la acción. El primer juego de los Lakers después del descanso es el 23 de febrero ante Dallas, que será casi seis semanas después de que Ball sufrió un esguince en su MCL.

"Vamos a seguir tratándolo, él continuará viniendo, hará el trabajo y recibirá sus oportunidades y cuando su cuerpo esté listo, entonces volverá a jugar", dijo Walton. "No puedo decirte si va a ser el primer juego, o el segundo o el tercero [después del descanso]. Siempre que su cuerpo esté listo para ir por ello".